f

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur
adipiscing elit, sed do eiusmod tempor
incididunt ut labore et dolore magia aliqi.

Folow us

Brenda Osnaya, ejemplo de fortaleza

La entrega, deseo optimismo y pasión por el deporte,  han llevado a la regiomontana Brenda Osnaya al alto rendimiento, y el destino la ha llevado a ser paratriatleta, disciplina en la que ha sobresalido al grado de poner su mira en las competencias más importantes del mundo.

Desde niña, el ejemplo de su padre, Jorge Osnaya Caballero, la hicieron voltear hacia el deporte, y buscó abrirse paso en el patinaje artístico, pero su destino la llevaría después al patinaje de velocidad.

“A los ocho años empecé, estuve en estatales, nacionales. Desde ahí me empezó a ir muy bien, medallas de primero, segundo y tercer lugar hasta los 17 años; representé a México en campeonatos panamericanos y centroamericanos. Es un proceso que inicias desde una etapa muy temprana”, dijo la destacada deportista en entrevista con el periódico El Horizonte.

Precisamente a los 17 años (2010) tenía la meta de estar en el Mundial de Colombia, pero nunca se imaginó que el selectivo para esa justa le cambiaría la vida.

“Nos fuimos en una camioneta tipo ‘combi’, y para llegar a Puebla pasas por la Autopista Arco Norte. A la altura de Pachuca el chofer de quedó dormido, empezó a hacer extraños, se despertó, aceleró y nos fuimos al otro lado de la autopista. Chocamos de frente con otro carro a 140 km/h”, narró Brenda.

“De ahí se deriva en mi cuerpo una lesión medular completa, la cual me tiene por el momento en una silla de ruedas, porque no pierdo la esperanza de volver a caminar, aunque el pronóstico es medular completas y están muertas (sus piernas)”.

Osnaya manifestó que en todo momento pensó en sus padres, Jorge Osnaya y María Elena Álvarez, así como su hermano menor Jorge Alfonso, pero lo único que ahora pasa por su mente son las ganas de vivir y de recuperarse de las lesiones sufridas.

Su familia la apoyó de manera incondicional y comenzó su proceso de rehabilitación. La recomendación de los especialistas fue la natación, disciplina en la que posteriormente empezó a destacar, al grado de competir en Olimpiada Nacional de 2011 a 2013, volviendo a saborear el éxito deportivo.

Brenda, quien es actual bicampeona nacional de Powerlifting (levantamiento de pesas) no cesó en su deseo de trascender, y en 2014 conoció el paratriatlón, disciplina que llamó su atención, porque sentía que viviría algo similar al patinaje de velocidad, por lo que decidió incursionar en busca de un lugar en los Juegos Olímpicos Río 2016.

“Ahora, a corto plazo, iré al Mundial de Paratriatlón de Rotterdam en septiembre, y a largo plazo los Juegos Paralímpicos de Tokio 2020”, dijo Osnaya emocionada.

“Mi objetivo es seguir en mundiales y olimpiadas, porque el triatlón es un deporte longevo, tengo 24 años y la máxima se alcanza a los 35, tengo tres o cuatro olímpicos más para destacar y poner en alto el nombre de México”.

En su vida, la atleta ha tenido que sobreponerse a enormes obstáculos tras el terrible suceso que vivió, pero su lucha por sobresalir en incansable, y con el apoyo de sus seres queridos, busca concretar sus ilusiones y seguir adelante con los éxitos en su vida.

Información: El Horizonte

Post a Comment